España, Bolivia, Francia y Ecuador participaron desde el 29 de agosto hasta el 7 de septiembre. ¨Este año cumple su décimo séptima edición y a pesar de que contaban con la asignación de fondos del Ministerio de Cultura y Patrimonio para gestionar el presupuesto de una serie de grupos teatrales internacionales, “el festival se hace con o sin presupuesto”, dijo su fundador en una entrevista con este diario. Con la finalidad de cumplir su objetivo, los organizadores debieron reducir la oferta de grupos invitados, tanto nacionales como internacionales. Para Parra es muy difícil que un festival se sostenga, pues depende fundamentalmente de un presupuesto al que cada vez es más difícil acceder desde la empresa privada¨ (Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO.

Email: zonaescena.ec@gmail.com